El engaño de los SMS y su impacto en internet

Decididamente el sector de los SMS Premium necesita aprobar el código de conducta.. ya. Tal como escribía Maite Gutierrez (“Politono con descontrol”) estaba previsto que este código estuviera listo antes del 14 de noviembre del 2008 pero, según denunció la Asociación de Usuarios de la Comunicación, misteriosamente un día antes se publicó en el BOE una orden ministerial que aplazaba sine die la aprobación del código. Las maniobras dilatorias sólo tienen el objetivo de mantener

seguir leyendo

La amenaza de Buongiorno con Blinko – 2ª parte y final

Ha sido rápido. Envié mi email el miércoles 11/06 a las 22.10 h. a la dirección clientes.es@buongiorno.com …Recibí respuesta al día siguiente vía a las 14:06. Literalmente éste ha sido el email:Buenos días Le informamos, ha cursado baja de los servicios de suscripción de BLINKO MYALERT. Un saludo, No esperaba una poesía y tampoco seremos amigos, pero por el mismo coste más vale poner un poco de interés y cuidar el texto del email. Sin

seguir leyendo

La amenaza de Buongiorno con Blinko

Tener hijos adolescentes en casa es sinónimo de experiencias intensas. Garantía de no aburrirte prácticamente nunca. Hay momentos para todo, aunque ahora no voy a extenderme en ello. Sólo quiero destacar -algo para mí muy relevante-, se trata de la importancia de su educación sobre el uso de algunos de los dispositivos electrónicos tan incorporados a nuestras vidas cotidianas. Sobre el manejo de la PlayStation o de la Nintendo DS poco puedo aportar. Sobre el

seguir leyendo

La fuerza de la comunidad y la educación de los hijos

La educación es la mayor y mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos. De esa educación, hay un parte relevante que los padres confiamos a la escuela. Por esa razón, no es de extrañar que la búsqueda y selección de escuela, se convierta en una decisión trascendente, delicada e incluso estresante para los padres. El futuro de nuestra prole está en juego. Si vives en una gran área metropolitana el tema se complica. Eso

seguir leyendo