Volver a ilusionarse profesionalmente

Tengo una amiga que es un tesoro. Ha sido protagonista involuntaria de algunos de mis post. Está entre desilusionada, confusa, asustada y bastante cabreada… y sobre todo está en el paro. Hoy es mi musa. Su caso me parece un buen punto de partida –citando a Jeremy Rifkin– para ilustrar que el “trabajo” como tradicionalmente lo entendíamos, ha entrado en una permanente decadencia. Lo cierto es que el grado de exigencia al trabajador moderno es

seguir leyendo

Los hijos unen un mundo demasiado pequeño

Ayer fiesta de castañada-halloween. Una extraña -pero curiosa- mezcla, por aquello del mestizaje políticamente correcto. Ruidoso evento organizado por diez adolescentes (entre 13 y 14 años) todos ellos compañeros de clase… que con la complicidad de algunas mamás y junto con ocho chavales más (hermanos y hermanas más pequeños), montaron tan magno evento. Lo sorprendente de la velada es que me acabé reuniendo en la mesa con la dentista y el oftalmólogo de mis hijos.

seguir leyendo

Elogio a la gente normal

Aviso, hoy se trata de un post más bien raro… Cuando tienes hijos, sobretodo si son adolescentes, más entiendes el verdadero sentido de lo que es la (buena)educación. Pones en valor la educación recibida en tu lejana infancia y juventud, y tratas de ponerla al día en un entorno cada vez más cambiante, complejo y global. Gestionar este proceso, en el que nos toca desaprender y aprender, no es fácil ni obvio. No pretendo -en

seguir leyendo

Empiezo una nueva etapa

A los que todavía no lo sepan, dejo Multiplica. Se acabó. Tan repentino como empezó, termina. ¿Motivos? Que cada uno se quede con la verdad que prefiera. Agradezco a los que me han facilitado las cosas. Y a los que no, también. La vida son dos días, así que mejor no lamentarse. Toca mirar hacia delante y poner el alma en lo que crees. Una nueva etapa me aguarda. Espero seguir encontrándote –también- en el

seguir leyendo