El síndrome Nokia

Hace unos años fui fan de Nokia. Sólo cambiaba de modelo si el siguiente era también de la marca finlandesa. De eso hace un par de móviles, después vino un HTC, uno de los primeros modelos con Android –desesperadamente lento y problemas con su teclado virtual- y por último un

seguir leyendo

Android gana a Nokia

Después de mis problemas con el Nokia E-71, que tan buen resultado me había dado, he decidido cambiar de dispositivo. Curiosamente alejado de iPhone, barajaba como opciones la Blackberry Bold, el Nokia N97 y el HTC Hero. Seguramente por razones absolutamente irracionales descarté la Blackberry. Los dos dispositivos finalistas eran

seguir leyendo