El síndrome Nokia

Hace unos años fui fan de Nokia. Sólo cambiaba de modelo si el siguiente era también de la marca finlandesa. De eso hace un par de móviles, después vino un HTC, uno de los primeros modelos con Android –desesperadamente lento y problemas con su teclado virtual- y por último un iPhone 3GS. No soy un fanboy de Apple, pero no me duelen prendas en admitir que es de lo mejorcito que he probado. Mientras, en

seguir leyendo

MeeGo contra Android y iPhone iOS

La anécdota de Steve Jobs riñendo a los usuarios de iPhone4, me parece una buena metáfora de las tendencias mesiánicas del idolatrado CEO de Apple. La brecha abierta por Apple y sus propuestas es cada vez más importante. Es de agradecer su protagonismo como agitador del mercado. Pero la estrategia de ampliar su ecosistema propio de dispositivos y aplicaciones, potenciando su corralito extremo. Todo ello aupado por una legión de Apple fanboys que se lanzan

seguir leyendo

Android gana a Nokia

Después de mis problemas con el Nokia E-71, que tan buen resultado me había dado, he decidido cambiar de dispositivo. Curiosamente alejado de iPhone, barajaba como opciones la Blackberry Bold, el Nokia N97 y el HTC Hero. Seguramente por razones absolutamente irracionales descarté la Blackberry. Los dos dispositivos finalistas eran el Nokia N97 y el HTC Hero. Con Nokia había hasta ahora una cierta fidelidad de marca. Después de más de media docena de terminales

seguir leyendo

Actualizaciones, arma de destrucción masiva

Con escasos días de diferencia acumulo dos experiencias francamente negativas. Se trata de problemas derivados de las actualizaciones del firmware. Empezó con una actualización que me “recomendó” Windows Update. En esta ocasión entra la amplia lista había la actualización de los controladores de la tarjeta gráfica Nvidia Geforce 8800 GT. ¿A quién no le gusta estar a la última con todo súper actualizado? Así lo hice. ¿Resultado? que me ha acabado obligando a deshabilitar el

seguir leyendo