Mobile App Mania ¿otra fiebre del oro?

Uno de los fenómenos más notables de los últimos tiempos es el entusiasmo desencadenado por la Apple App Store y las aplicaciones descargables desde la misma. Los millones de descargas, algunas gratuitas otras de pago, han provocado una auténtica fiebre del oro entre desarrolladores, empresarios e inversores. Todos tienen la esperanza de conseguir un hit de ventas. En realidad el iPhone se ha convertido en un de los pocos lugares donde los clientes están dispuestos

seguir leyendo

Citysense o cómo saber donde se congrega la gente

Ahora que dispongo de un móvil con GPS, me han empezado a interesar las combinaciones de ambos. Prometo en breve comentar un test completo realizado con el Nokia Sports Tracker, mientras leyendo AdAge, me ha llamado la atención la aparición de Citysense. Es una aplicación que literalmente ayuda “a vivir la actividad nocturna de San Francisco”. Ciudad en la que está disponible en pruebas, aunque se prevé pronto el despliegue en ciudades como Nueva York

seguir leyendo

La amenaza de Buongiorno con Blinko – 2ª parte y final

Ha sido rápido. Envié mi email el miércoles 11/06 a las 22.10 h. a la dirección clientes.es@buongiorno.com …Recibí respuesta al día siguiente vía a las 14:06. Literalmente éste ha sido el email:Buenos días Le informamos, ha cursado baja de los servicios de suscripción de BLINKO MYALERT. Un saludo, No esperaba una poesía y tampoco seremos amigos, pero por el mismo coste más vale poner un poco de interés y cuidar el texto del email. Sin

seguir leyendo

La amenaza de Buongiorno con Blinko

Tener hijos adolescentes en casa es sinónimo de experiencias intensas. Garantía de no aburrirte prácticamente nunca. Hay momentos para todo, aunque ahora no voy a extenderme en ello. Sólo quiero destacar -algo para mí muy relevante-, se trata de la importancia de su educación sobre el uso de algunos de los dispositivos electrónicos tan incorporados a nuestras vidas cotidianas. Sobre el manejo de la PlayStation o de la Nintendo DS poco puedo aportar. Sobre el

seguir leyendo