El que busca encuentra

Nos instalamos en la cultura de la lamentación, de lo anti. Pasamos más tiempo criticando lo que no nos gusta, que buscando soluciones. Esa es la auténtica epidemia de nuestro tiempo. Los días avanzan. Algunas cosas salen bien, otras regular y otras simplemente salen al revés de cómo uno había planeado. No importa. Uno teme a menudo caer en el más profundo de las depresiones o alzarse rápidamente hacia el mayor de los entusiasmos. Los

seguir leyendo