Premio a la obstinación: el ridículo

La Costa Brava otra vez. No quería escribir otro post (“Las miserias de la publicidad”) sobre el caso de la publicidad tramposa de la Costa Brava. Ya lo hice hace un par de semanas. En ese momento sentí casi solidaridad por la vapuleada pareja de baile, la agencia (Be Brand), y menos por el cliente (el Patronat de Turisme de Costa Brava y su responsable Dolors Batallé). No contentos en meter la pata una vez,

seguir leyendo