Las miserias de la publicidad

El oficio de la agencia de publicidad es tarea complicada. Clientes que habitualmente no saben lo que quieren, timings imposibles, presupuestos para echarse a llorar, etc. Seguramente el caso que denunciaba ayer La Vanguardia (“El Patronat de Tursime de Costa Brava promociona con una imagen de las Bahamas”) tiene que

seguir leyendo