Del efecto AXE al efecto AVE

¿Overpromise o auto bombo publicitario? Al margen que pueda gustar más o menos, la estrategia publicitaria de la marca AXE fue un buen hallazgo. Aunque lo están exprimiendo demasiado, exageradamente diría, llevándoles a cruzar la línea e iniciar –en mi opinión- la degeneración y ridiculez de concepto. Incluso amenazan con batir el record en posesión de Amena y los bailoteos… En la comunicación de AXE se emplea un lenguaje hiperbólico, persuasivo y embaucador, pero que

seguir leyendo