En el minifundio catalán y el ahora qué

A raíz de la sentencia del TC hacia el Estatut y su publicación, se ha desbordado –de nuevo- el sentimiento de desafección entre Catalunya y España. Nos metieron en la aventura del Estatut sin haberlo pedido. Nos convencieron para que fuéramos a votar. La soberanía popular dijo sí. Se nos prometió aceptar la voluntad de la mayoría y luego nos dimos cuenta que todo era una farsa electoralista nauseabunda. El ‘tema catalán’ es munición electoral.

seguir leyendo