Social Media y las expectativas profesionales

 

Pasaré discretamente, de puntillas, sobre el debate sobre la existencia o no de la burbuja en el social media. Probable, pero justificable a la vista del irresistible éxito de algunas de las aplicaciones sociales ¿Quién se resiste al sueño de construir un bestseller?

Nadie duda del poder democratizador de las redes sociales y de su potencial transformador pero, salvo contadas excepciones, el fenómeno todavía no ha extendido su éxito al terreno empresarial. Aunque esa complejidad de triunfar empresarialmente en la Red, no le resta un ápice de interés, al contrario.

Para confirmar su atractivo solo hay que darse una vuelta. Legiones de profesionales tratando de ser un rockstar social, un gurú o un emprendedor de éxito. Mientras, casi todos nadamos en un mar de proyectos que han sido copiados, adaptados o replicados.

Mucho entusiasmo, pero la realidad es obstinada. Cada día aparecen nuevos proyectos y cada día es un poco más complejo triunfar en la Red. Es difícil superar a competidores en los motores de búsqueda que ya tienen un nombre de marca, miles de enlaces y un público fiel. Todavía es más difícil sacar al mercado un servicio o producto innovador. Pronto te das cuenta de las decenas de competidores que ya existen o que van apareciendo y mejorando sensiblemente tu propuesta. Da igual que estén en tu misma ciudad o al otro lado del océano. Que sean emprendedores voluntaristas confiando en el milagro o un proyecto con millones de dólares de inversión detrás. Da igual, todos competimos por el mismo pedazo de tarta.

Veo numerosas empresas, creadas por jóvenes (y no tan jóvenes) aspirantes a empresarios. El despegue es complejo y las dificultades son numerosas. La mayoría de los emprendedores no nacen, y están tratando de iniciar un negocio, porque piensan que es «cool”, o porque persiguen su ElDorado personal o simplemente porque la tasa de desempleo supera el 20%.

Los proyectos en Internet suelen ser un mal refugio cuando la situación económica te ha obligado despertar y cambiar tu trayectoria profesional. Aunque todavía creo menos en los negocios a tiempo parcial, durante las noches y fines de semana. El compromiso es una de las pocas monedas genuinas que dependen estrictamente del emprendedor. ¿Si tú no crees en el éxito y la sostenibilidad económica de tu proyecto, quién se lo creerá? No es casualidad que los proyectos a tiempo parcial tengan todavía una menor tasa de éxito…

Algunos me dirán que los proyectos en la Red pueden ser un hobby. Lo acepto y hasta cierto punto, puedo compartir. Pero incluso los hobbies de verdad, aquellos que van más allá de coleccionar los cromos de la liga de fútbol, apuntarse a un gimnasio o empezar una de esas casposas colecciones anunciadas en TV, requieren mucha dedicación, energía, pasión e implicación.

Como comentan en ‘Why social media has created false hope for future entrepreneurs’ es hora de ser realista con tu carrera. No es necesario ser un emprendedor en Internet para ser feliz, sobre todo porque muchos de ellos no lo son. Eso no quiere decir que no se deban aprovechar los blogs y las redes sociales para tu marca personal. Es importante que tengas una presencia digital activa si deseas tener éxito en el mercado global actual, conocer las nuevas oportunidades y tejer una red de contactos con la gente de tu industria.

Se fiel a ti mismo y realista con sus metas, de manera que puedas tener ingresos suficientes para mantenerte, ahora y en el futuro. Concentra tus esfuerzos en mantenerte a flote y con un poco de suerte, diferenciarte. Eso es lo que antes se denominaba gestionar tu “carrera profesional”.

Abrirse paso o seguir en la trinchera requiere sacrificios y esfuerzo, pero no tanto como desarrollar un proyecto empresarial. Por tanto, es más sensato enfocar los esfuerzos en definir tu perfil y ser un candidato apetecible, antes que ser emprendedor de éxito o tratar de convertirse en un rockstar de la Red.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en emprendedor, personal, social media, trayectoria profesional y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Social Media y las expectativas profesionales

  1. Lluis dijo:

    Demasiados gurús que se basan en el «ayerdijeyhoyrectificoymañanaveréquemeinvento» el social media es una herramienta jamás será un fin. Otro tema es el dorado en el que se ha convertido internet, todo el mundo cree que tendrá éxito y todo el mundo explica sus casos de éxito y parece que sino emprendes no eres nada y al final toda tu energía y creatividad se va mientras pasa la vida…..

    • hola Lluis,

      efectivamente, el SM es un medio, no un fin. Emprender «en internet» seguirá teniendo esa etiqueta de un lugar «fácil» (bajas barreras de entrada) para emprender… aunque esa supuesta facilidad es totalmente ficticia, claro.

      saludos

  2. Isabel dijo:

    Desde la red la imagen se distorsiona pero a raíz de alguna conversación reciente me ha quedado muy claro que una buena parte de las empresas establecidas no sólo no aprecian sino que casi desprecian el potencial de las redes. Sigue siendo cierto que no siempre reconocemos la innovación y la abundancia cunado la tenemos delante y eso resta en capacidad de transformación.

    Por otra parte, lo que dices es triste pero cierto, no sólo no damos asimilado el fracaso del sistema, y nuestra parte de responsabilidad en ello, sino que parece que seguimos persiguiendo espejismos y queriendo morir de éxito. Emprender no es fácil, nada fácil, ni siquiera cuando llevas en ello mucho tiempo. La tarta es pequeña.

    Un saludo

    • Hola Isabel,
      Probablemente haya un exceso de arrogancia e ignorancia «en ambos lados». Y ese es el gran problema (más estético que ideológico): sigue abundando la percepción que hay dos mundos, cuando en realidad solo hay uno. Me temo que ganan los proyectos y las personas que saben combinar lo mejor de ambos en cada momento.

      El fracaso es haber creado una generación de «buscadores de oro» y no de empresarios-emprendedores…

      saludos,

  3. joey dijo:

    Detecto un complejo o problema de base: Si no eres el mejor, ni innovas, ni te peleas por un pastel muchisimo mas jugoso, por que sigues en el sector? Lo optimo es ser el mejor, hombre xD

Responder a Isabel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.