Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver


Todavía no hay desenlace, pero se acerca. Me disculparás, pero hay algo peor que parecer desesperado, y es que por intentar no parecer desesperado, tener que cerrar.

Una vez comprobado que no dispongo de superpoderes, ni tampoco del dinero necesario, sucede lo irremediable, empiezas a avistar el fin.

Nadie me obliga a escribir, pero por alguna razón hay un invisible compromiso al conjugar el verbo compartir. Cuando las situaciones son amargas, los posts se vuelven indigestos y cuestan mucho más de escribir.

Así que si he usado este blog para compartir las buenas noticias, también habrá que hacerlo en las no tan buenas. Además, al final todo se sabe, mejor explicarlo cuanto antes: uno de los socios fundadores de Nikodemo ha decido desvincularse del proyecto. Se trata de Niko. Alma máter de la empresa y además, socio mayoritario.

Raul y servidor hemos decidido continuar con el proyecto. Al menos intentarlo hasta el último momento. No porque tengamos vocación de héroes, ni porque seamos unos inconscientes. Simplemente porque pensamos que mientras hay partido, hay que jugar el balón.

Llevamos meses de sacrificios, por lo que ya no estamos ni en la fase de economía de guerra, estamos en la que viene después. Lógicamente no todos lo llevamos de la misma forma. La perspectiva inmediata no es la más halagüeña, o sea que no es criticable casi ninguna actitud. En el lado positivo, y aunque se trate de un episodio amargo y desagradable, queda la experiencia acumulada. Es interesante ver la reacción de las personas en determinadas situaciones. Muy aleccionador de cara al futuro.

Nos creímos que podíamos empujar y cambiar un sector, lo intentamos con lo puesto. Mientras otros hablaban, nosotros hacíamos. Nos empecinamos hasta conseguir nuestros pequeños hitos, aunque logros inútiles empresarialmente hablando. Pero todo tiene un límite. Darwin tenía razón. Hemos luchado para sobrevivir y hemos llegado hasta aquí, pero sin dinero es imposible continuar, ni pedir a nadie que lo haga.

Sólo espero que alguien tome nuestro relevo y sepa hacerlo mejor que nosotros. Ojalá sea capaz de avanzar unos pasos más y llegar un poco (o mucho) más lejos de lo que nosotros hemos sido capaces de alcanzar. Lo único seguro es que no lo tendrá fácil.

Tengo que admitir, que ahora mismo, el destino de Nikodemo ya no está en nuestras manos. Sólo en las de un eventual inversor o caballero blanco, algo difícil pero posible. De los bancos, ya sabes que “pasopalabra”.

Ha sido vertiginoso, estimulante y aleccionador mientras ha durado. Ir de innovador e irreverente sale muy caro. En estos momento, sin saber muy bien porqué, me viene a la cabeza esa frase atribuida a James Dean, icono juvenil de los años 50 “Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver”.


Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en emprendedor, nikodemo. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver

  1. mertxe dijo:

    Un post como tu bien dices duro, con ilusiones que se resquebrajan y proyectos que tal vez no puede continuar. Sólo puedo decirte: Esperemos que aparezca el inversor!Y aunque no lo haga, habrá valido la pena. Seguro.

  2. Jose (Jambo Mondo) dijo:

    Suerte y al toro !!!!

  3. Jordi perez dijo:

    Que puc dir-te que no t'hagis auto-dit, senyor!

    El que li he dit a en Xavi pel Mail del Consell 2.0 tambe anava per tu, Albert, i per en Raul, … I per tot l'equip.

    Et dire no obstant, quelcom mes:
    el teu post es impressionantment sincer, i es un autentic curs de com enfronysr-se a la situació desesperada sense desesperar-se massa.

    I tambe et dire el q em deia el meu tiet del "pueblo" de ma mare, tot tornant de cacera pel Monte i jo cansadíssim i agobiadissim… I ell, fresc com una rosa als seus 78 anys.

    Vaig trepitjar una pedra i quasi em foto de lloros, i ell em va dir:

    anda!! Jordi: Quien tropieza y no cae, adelanta camino!!

    Salut, senyor!
    Jordi

  4. Raúl Hernández González dijo:

    Siento leer esto. Pero al margen de que este proyecto en concreto pueda seguir adelante o no (y aunque sea que "sí" seguro que ya nunca es lo mismo que fue)… lo aprendido, lo experimentado, los momentos satisfactorios, el apoyo de tanta gente… no os lo quita nadie. Y eso, además de lo que tiene de "experiencia vital", son cosas que van en vuestras mochilas para futuros proyectos.

    Así que ánimo, a aguantar todo lo que se pueda, a hacer duelo cuando no se pueda más… y después a levantarse. Que probablemente Nikodemo no haya sido más que una etapa de aprendizaje para un proyecto que esté por venir.

  5. al2 dijo:

    exactamente de que proyecto se desvincula niko? son muchos los que os traeis entre manos…

  6. Fernando de la Rosa dijo:

    Adelante, siempre adelante, con optimismo!!!! muchos ánimos, muchas energías… la suete nos llega, se busca y vosotros la encontrsareis, no me cabe duda!

  7. David Soler dijo:

    En una situación así es difícil hacer un comentario que no sea el típico: ánimo.

    Pero los "ánimos" no sirven de mucho cuando lo que se necesita es dinero, así de simple. Los "ánimos" no te dan de comer, ni te permiten hacer crecer negocios. Pero en realidad el 2.0 está lleno de eso, de "ánimos", de gente que está para ayudar desde un plano emocional.

    No sé como acabará la historia, pero siempre es mejor ver el lado positivo y pensar en lo que has conseguido, en cuanta gente has hecho feliz y, sobre todo, lo que has aprendido en cuanto a modelo de negocio. El siguiente funcionará, seguro.

    No soy muy amigo de las frases "motivadoras", del discurso de coach, de zen o gente por el estilo, por lo menos mientras mi mente sigue preocupada por que mi estomago esté satisfecho. Pero si no hay forma de satisfacer, a corto plazo, al estómago tampoco vienen mal las frases de apoyo y "las hechas".

    Yo aunque no tengo ningún inversión hecha, más allá de mi propio tiempo que no es poco, sé perfectamente como debes sentirte (salvando las distancias, claro, que lo mío es minúsculo al lado de lo tuyo) pero ya empiezo a ver cuantos pasan por el 2.0 con ánimo 2.0 y cuantos con ánimos 0.0. Pero estoy convencido, o quiero estarlo, de que el 2.0 hará honor a su filosofía y "venceremos" los que nos lo creemos, los soñadores, los … ¿inconscientes?.

    Siento el rollo.

  8. Javier G. Recuenco dijo:

    Menuda vergüenza para el sector, para la innovación en España, para la clase política y para la clase bancaria patria.

    Petonets.

  9. Isabel dijo:

    ¿Cuanto talento empresarial, se queda en esta vuelta en la cuneta?

    Has hecho un master de los de verdad, lo que te legitima para hablar de nueva empresas en la sociedad de la información. De sus posibilidades y errores. Lo bueno sería entrar en los circuitos en los que "pagan" por hablar y una vez capitalizado el "fracaso", volver a tus proyectos con dos cosas importantes: lo aprendido y el dinero.

  10. Juan Pita dijo:

    Albert.

    Espero que las cosas salgan mejor de lo que piensas. Esto de vivir de la Red es duro y muy, muy complicado. Lo sabemos por experiencia.

    En todo caso quiero quitarme el sombrero por tu valentia y coraje en exponer esta situación sin complejos y de la manera que lo has hecho. Pocos hubiesen reaccionado asi, dando la cara y compartiendolo.

    Un abrazo y esperemos lo mejor.

    Juan Pita

  11. Zanti dijo:

    Hola Albert. Somos un blog que habla sobre animación y hemos publicado una entrada sobre el tema que tratas aquí. Si te moesta haznoslo saber y lo quitaremos enseguida. Gracias.
    Por cierto, espero que todo esto quede al final solo en un gran susto.

  12. David Ramirez dijo:

    Malos tiempos, me ha dado un bajón al conocer la noticia.
    Es una verdadera lástima que un buque insignia como el vuestro se vaya al garete de esta manera tan absurda.

    Yo maldigo la crisis y todas sus consecuencias!!!

    Aunque también es verdad que de todo se aprende, y seguro que tarde o temprano, una vez hechos los parches y chapuzas convenientes al casco del barco, este vuelve a flotar…

    Asi que… a remar!!!

  13. lateral zurdo dijo:

    Lo leo con un par de días de retraso … y lo siento de verás. Como dijo hace más de 25 años German Copinni corren "malos tiempos para la lírica". entonces desde nuestra insultante juventud pensamos que era solo un estribillo para tararear con los amigos … hoy sabemos que era algo más …era la realidad!.
    Como futbolero te diría que hasta que no pita el arbitro el final del partido no está todo perdido.
    Ánimo y suerte! seguiré expectante …
    y como dice Drexler en su último disco " no importa el desenlace importa la trama" ( o por lo menos no importa "solo" el desenlace, importa todo lo que aprendiste y viviste y … disfrutaste durante la trama.
    Abrazos

  14. bgreinfeld dijo:

    Albert, estoy viviendo algo similar. Donde muchos te animan y felicitan por lo que haces, pero no termina de llegar suficiente dinero para mantener el proyecto… es duro.

    Solo decirte que lo que han hecho, lo admiramos muchos dentro y fuera de España. Quizás Nikodemo muera, pero de la experiencia acumulada renazca de las cenizas un proyecto nuevo e ilusionante…

    Un abrazo y espero que el caballero blanco toque la puerta 😉

  15. Fernando Polo dijo:

    Como siempre llega el que te cuenta una historieta de abuelo cebolleta. Yo he arrancado 2 proyectos empresariales que ya no existen. Se jugó, se vendió, pero el dinero faltó en un momento dado.
    Ahora estoy (re)lanzando otra empresa, y todo parece ir viento en popa. Pero eso no es lo más importante. El fracaso está muy mal visto aquí. En otros sitios no se llama fracaso. Se conoce como etapas.

    A seguir viviendo etapas. Espero tener la suerte de conocerte en persona en junio en Madrid.

  16. Anonymous dijo:

    a seguir remando Albert…te levantas las mangas y a achicar agua!!

    ánimo!

  17. el emprendedor vengador dijo:

    Yo que también soy emprendedor pero que estoy con la metadona intentando dejar dicha enfermedad voy a mencionar una frase del universo Wildeano que de hecho también tiene mucha relación con James Dean, dice así:

    "Para la mayoría de nosotros, la vida verdadera es la vida que no llevamos."

    La verdad es que odio la palabra emprendedor porque odio las jodidas etiquetas y odio que todo el mundo hable del tema sin haber movido un dedo en su vida.

    A diferencia de algún comentario que leo por aquí yo he llegado a responder a una pregunta que me formulo desde hace tiempo: "¿ha valido la pena tanto esfuerzo?"
    Antes dudaba pero ahora mi respuesta es rotunda y racional: "NO me ha valido la pena para nada"

    Yo he pasado y estoy pasando una situación parecida a la que cuenta Albert, estoy tan cansado, agobiado, cansado de sufrir, sufrir y sólo sufrir … ha sido tan duro y es tan duro que he aprendido a responder a todo con máxima ironía.

    A partir de ahora voy a dedicarme al placentero arte del Gin Tonic y a cumplir con la máxima de su ingesta según la cual la bebida en cuestión tiene que durar pocos minutos en el vaso debido al limitado tiempo de conservación de las burbujitas que unen la tónica y el gin.

    Así que oye!, unas copitas al día que pocos minutos me va a llevar y a tomar por c**o los inversores, los bancos, los notarios, los abogados y la madre que los parió a todos y La Caixa los primeros con dos collejas.

    No voy a decir algo tan cursi como "de emprendedor a emprendedor te comprendo" pero si diré que entiendo todas y cada una de las entradas publicadas por ti y que leerte es un auténtico placer y un bocado de realidad

  18. jmartor3 dijo:

    Hola Albert.

    Llevo varios meses leyendo tus post, desde mi anonimato y mi refugio, pues ya hace unos años que me vi venir este ciclón y vendí la empresa y me atrincheré hasta que pase el temporal. Hasta ahora nunca había sentido la motivación para comentar tus post, pero en esta ocasión me atrevo a compartir contigo un pensamiento que a mí me ha sido siempre muy útil antes situaciones límite.

    Si la vida fuese un sueño y tus sueños fuesen tu verdadera realidad, ¿Cómo actuarías frente a esta situación?. Si recuerdas tus peores pesadillas, comprobarás que nunca pasa nada, siempre vuelves a tener la oportunidad de volver a soñar.

    El miedo es el único enemigo al que hay que vencer y descartar de nuestra vida. No esperes que suceda, no te obsesiones con lo que deseas que suceda, simplemente observa lo que sucede y actúa en consecuencia.

    Disculpa por la intromisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.