Accidentes digitales

En las últimas semanas he encadenado unos cuantos incidentes con dispositivos electrónicos que han puesto a prueba mi paciencia. Empecé con la reinstalación del sistema operativo del portátil profesional y la misma semana, mi ordenador de sobremesa de casa.


A pesar de mi fobia a W.Vista no recomiendo hacer la reinstalación simultánea. El riesgo a que algo se tuerza es evidente. Además, inconsciente de mí, este episodio coincidió en el tiempo con un cambio de móvil por motivos de fuerza mayor.


El resultado es fácil de adivinar. Afortunadamente no se ha perdido información profesional. Ni tampoco la colección de imágenes de los últimos años (habría sido una tragedia familiar), ni la agenda/calendario, que ha quedado a salvo. El gran damnificado ha sido la agenda de contactos (Outlook). Tanto sincronizar dispositivo móvil con agendas en dos ordenadores…acabé machacando la versión más actualizada. Ley de Murphy.


Fueron momentos de pánico. Finalmente y con el paso de los días voy rehaciendo gran parte de la información. Un clásico ejemplo de accidente digital.


El otro suceso es “musical”. Sabes que compro la música en iTunes. Pues en mi tremenda impericia, machaqué la copia más reciente de la música comprada en la tienda de Apple. Se trataba de toda la música adquirida los últimos dos años y medio (desde el anterior ordenador). Un hecho del que sólo fue consciente instantes después cuando ya había iniciado el gesto automático de sincronizar iPod y ordenador.


Tan sólo quería cargar un par de canciones que había comprado el fin de semana pasado. Configurándolo como siempre (actualizando según iTunes) y eliminando de golpe la posibilidad de volver a escuchar un par de centenares de canciones desaparecidas…por accidente.


Una vez superada la tentación de darme cabezazos contra la pared y soltar un par de maldiciones, me puse a mirar desesperadamente la posibilidad de pedir a soporte de iTunes que me “devolviera” las canciones que había adquirido, tal como seguía constando en el histórico de compras.


Las condiciones son claras. Si es problema del software, la marca restituye el contenido. Si es problema es tuyo, iTunes no se hace responsable. A pesar de este aviso, escribí a soporte de iTunes. La respuesta, al día siguiente, fue la siguiente:


La Tienda iTunes quiere darte la oportunidad de volver a descargar (de forma gratuita) todos los títulos que adquiriste con esta cuenta y que aun estén disponibles. Esto no incluye cualquier artículo que haya sido modificado o removido de la Tienda desde que lo compraste

Por favor ten en cuenta que sólo puedes descargar tus compras una sola vez, por lo tanto esto es una excepción. También es importante mencionar que Apple no ofrece protección por la pérdida de datos de tu disco duro, de modo que te recomiendo que hagas una copia de seguridad de tu biblioteca de iTunes tan pronto como posible y además con regularidad. Mas adelante Incluiré instrucciones para hacer una copia de seguridad.

Bien por Apple.


Es curioso. Se habla de accidentes laborales, de accidentes domésticos, de accidentes de tráfico, pero esa categoría de sucesos, cotidiana y abundante, que afecta a un número creciente de personas, que provoca pérdida de tiempo e información, ni palabra. Me refiero a los accidentes digitales.

Post relacionados:

  • No Related Posts

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.