Amanecer Zulú 2.0

“Amanecer Zulú” es una película (y novela) de guerra, estrenada en 1979, sobre la batalla de Isandhlwana entre el Reino Unido y el Reino Zulú . Un episodio que sucedió en enero de 1879 en Sudáfrica. Y una película que me impactó la primera vez que la vi, ya hace unos cuantos años.

Tal como se explica en Wikipedia, la acción de la película se desarrolla en las antiguas colonias británicas de Sudáfrica. La primera parte gira en torno a la arrogancia suprema los oficiales de la Colonia del Cabo, quienes desean crear una vía de transporte cruzando el Imperio zulú, percibido como un atajo hacia la emergente y rica industria minera de la Colonia del Cabo.

La segunda parte de la película se concentra en la invasión británica de la tierra zulú y en la consiguiente batalla de Isandhlwana. El prepotente ejército británico ávido de lidiar una gran batalla con los zulúes y demostrar el poderío de su tecnología militar, no consiguieron tan ansiado enfrentamiento y acamparon en Isandlwana, un lugar en campo abierto, que no fortificaron, confiando en su armamento y organización superior, y aunque organizaron patrullas de reconocimiento que se encontraron con algunos zulúes, no fueron capaces de descubrir la magnitud de las tropas zulúes de las inmediaciones

El mando británico dividió su ejército y se dedicó a buscar los zulúes. Para acabar de empeorarlo dejó un batallón de infantería al cuidado del campamento bajo el mando de un administrador inexperto.

Mientras el mando británico estaba en campo abierto buscando el ejército zulú y hostigado por pequeñas partidas zulúes que lo alejaron del campamento, el ejército zulú, compuesto por unos 22.000 hombres, atacó el campamento británico. Los zulúes perdieron 3.000 hombres, pero 1.000 soldados británicos y 800 nativos que los acompañaban fueron aniquilados…De hecho, Isandlwana fue la primera derrota de los británicos en África.

Quizás pueda sonar a paranoia 2.0, pero la sensación que me quedó después de escuchar a algunos representantes de la industria tradicional (discográfica, televisión, prensa), es que, confiados en su hegemonía económica (cuando no oligopolio) están empeñados en luchar con unas reglas equivocadas en territorio “enemigo”.

Los grupos tradicionales se convierten en el “ejercicio británico” del siglo XXI. Con un campo de batalla como el actual, la propia naturaleza de ejército tradicional se convierte en su principal enemigo. No dudo que surgirán valientes oficiales que pondrán su inteligencia y valor al servicio de la “gloria imperial”, pero será en balde. Se enfrentan a una enemigo difuso, que se multiplica y se reinventa permanentemente.

Las reglas se han roto para siempre. La crisis actual sirve para algunos como excusa ideal, para otros sólo es un acelerador que regularizará un desequilibrio demasiado evidente. Escuchando a narradores como Chris Anderson, que con su clarividencia nos acercan a La larga cola, el freemium, el reto de generar Atención del consumidor, la importancia capital de gestionar la reputación digital… ¿a qué esperan?

La era 2.0 hace tiempo que empezó, se está desencadenando un cambio irreversible del cual sólo hemos visto el prólogo. Mientras, algunos todavía siguen empeñados en la persecución imposible de los zulúes.

¿Pronósticos?

Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en Era 2.0, estrategia, Industria digital, long tail. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Amanecer Zulú 2.0

  1. Gonzalo Martín dijo:

    Británicos despistados: Juan Luis Cebrián, el Ministro de Cultura, Teddy Bautista, todos los miembros de FAPAE, la plantilla de las centrales de medios, los consejeros de Vocento.

    Británicos con parche y no ciegos: Paolo Vasile, Roures y su cuadrilla. Se duda si Unidad Editorial – el mundo – está en estos.

    Brilantes oficiales que se dan cuenta y no se sabe si les harán caso: Mikel Lejarza.

    Zulues: los blogs recientemente fallecidos, twitter, obuntu… Los zulúes mueren a puñaos (pownce, mobuzz, flip, operator 11, el servicio en directo de yahoo..)

  2. Pingback: Continúa el amanecer zulú | Albert Garcia Pujadas | qtorb

  3. Jorge dijo:

    Perdona Albert, no quiero ir de listo ni enmendarte la plana, pero el objetivo era llanamente eliminar la supuesta «amenaza zulú», una gran mentira por otro lado, ya que Cehstwayo nunca deseó la guerra.
    Eso de la via de transporte, nunca lo había escuchado. Además la metropoli habia dado instrucciones contrarias a lo que pasó, ya tenían problemas en ese momento en Afganistan y no deseaban varios frentes al mismo tiempo.
    La ambición y las falsedades de Bartle-Frere y de Chelmsford desembocaron en la masacre de Isandlwana, sustentadas en magnificar pequeños incidentes y violaciones de la frontera con Natal.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.