De Facebook al cielo

Suenan las Variaciones Goldberg de fondo, mientras observo las expresiones imberbes de un grupo de disciplinados chavales, entre ellos, servidor. Son imágenes de los años 1973, 74, 75 y 76. Corresponden a los primeros cursos de EGB de la Salle Comtal.

Un ex compañero de clase al que no veía desde hace algunos añitos (pongamos que más de treinta), me ha localizado y ha aprovechado la ocasión, para subir algunas fotos escaneadas ¿Milagro? No, cosas de Facebook.

Facebook -y las redes sociales en general- ya no son una excentricidad, ya no es cosa de frikis o geeks. Según los resultados del estudio de Redes Sociales elaborado por Zed Digital el 50% de los internautas entre 16 y 45 años están en una red social. La media es de tener un perfil en casi tres redes y usar con frecuencia casi dos redes. A mí los resultados se me antojan brutales.

Ha superado con nota el riesgo de cierta endogamia. No hay día que no incorpore “nuevos amigos”. Cada vez más alejados de mi ámbito internetero. Buena señal. El mismo estudio de Redes Sociales nos cuenta más cosas interesantes. Los que usamos redes dedicamos menos tiempo a ver la TV que el resto de internautas… Mientras, la mayoría de los anunciantes y las agencias mirando a otro lado.

El crecimiento de Facebook es para nota, pero su penetración en segmentos de población por encima de los veinte años es más que relevante. El estudio especifica las tres tipología de usuarios de acuerdo a su iniciación en las redes: Pioneros (llevan más de dos años en ellas y representan el 28,7%), Informados (entre 6 y 24 meses, 52,4%) y Seguidores (se metieron hace menos de 6 meses siguiendo la moda y forman el 18,7%).

Lo que de verdad me ha convencido que las redes sociales ya son mainstream (con Facebook a la cabeza) es que los medios de comunicación tradicionales ya empiezan con su cruzada particular. Ha coincidido en el tiempo, lo que mi paranoia percibe a cierto tufillo de campaña coordinada.

Ahora la amenaza fantasma, el enemigo común, es la privacidad. De paso, la agencia de protección de datos, también se suma con entusiasmo a la caza de brujas, sacando tajada mediática. Todos contra el enemigo virtual, hay que defendernos de semejante peligro, nuestra existencia está en riesgo, especialmente la de nuestros jóvenes.

Curiosamente, el estudio de Redes Sociales, señala –sorprendentemente- que al contrario de la creencia habitual, son los adultos quienes tienen más tendencia a mostrar el perfil en abierto, mientras que los jóvenes lo hacen más en privado.

Pues sí, por fin está pasando. Ese 50% demuestra que somos más 2.0 ¿Dónde estará el techo?

Post relacionados:

  • No Related Posts

4 comentarios

  1. Cierto, Albert. Que lo de la «invasión a la privacidad» haya llegado a ser PORTADA en la Vanguardia da tufillo.
    Para compartir una experiencia, no hay nada más off-line que un Club de Tenis de pueblo. Acabo de crear un grupo en Facebook para explorar mejoras en la gestión del mismo. Ja anirem veient.

  2. Podría incluirme en alguno de los grupos que comentas (más de 35 años; 6 meses en facebook…), estoy todavía en periodo de adaptación a esa red social, y lejos de informarme por los medios ‘tradicionales’, considero que estoy bastante ‘metido’ en lo 2.0 impartiendo algún curso al respecto… dicho esto, Facebook me da un poco de grima… he repasado todas las opciones de privacidad y he llegado a la conclusión de que ‘los riesgos’ existen… tú puedes configurar ‘tus’ opciones de privacidad, pero dependes mucho de lo que hagan los demás… Les explico a mis alumnos que es como el uso del CCO en tus correos… tú puedes ser muy escrupuloso y ‘cubres’ a los demás al utilizarlo, pero los destinatarios reparten tu dirección con total inocencia… ¿cómo protegernos de eso?…
    Pau… ¡ya estás informando del nombre de ese grupo!

  3. I tant que si (lo del tufillo). Canta que no veas. L’article de La Vanguardia de l’altre dia feia pena. Fa temps també van intentar carregar-se internet per temes de seguretat en els pagaments i després dient que a internet només hi havia pederastes. Són intents de desprestigi una mica idiotes, francament.

    Eduard

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.