A por la segunda ronda de Nikodemo

Cuando todavía no hemos acabado de contar el dinero de la primera (lo digo en sentido metafórico), ya empezamos a trabajar para la siguiente ronda de financiación de Nikodemo ¿Es normal? Pregunto a los entendidos en la materia, respuesta: sí.

¿Por qué? Por el tiempo que se tarda en completar toda la ronda. Al margen del período de turbulencias que estamos atravesando, ya es prolongado de por sí. Además, puede ser que te acompañe únicamente tu socio financiero actual (en nuestro caso LaCaixa) o no.

En el caso de Nikodemo, como en otros muchos casos, puede que el socio financiero se sienta cómodo con el porcentaje obtenido inicialmente y no desee ir a más. Depende de muchas variables, de cómo vea la compañía, del sector, etc. O sea, que no está necesariamente sujeto a lo bien que lo hayamos hecho hasta el momento.

Para los no financieros como yo, comentaros que es la parte más complicada del asunto. Volver otra vez a la carga. Es un poco pesado. Si ya era complicado “vender” un proyecto al principio, todavía más ahora. La historia tiene que ser coherente con el recorrido realizado… y el punto alcanzado. No hay espacio para la fantasía ¿qué has hecho hasta ahora? y ¿a dónde quieres llegar?

El meollo de la cuestión está en buscar –y encontrar- ese punto de equilibrio entre capital necesario para seguir creciendo y qué porcentaje de empresa cedo a cambio de ese dinero.

Hay que afinar la puntería. Cuanto más se tarda –si todo va bien- menor porcentaje de participación cedes por uno mismo importe. El riesgo es quedarse sin gasolina y sin plan B.

En nuestro caso, a mayor inyección de capital, más dinero podemos invertir en el proyecto de la serie de TV. Lo que equivale a asegurar una mayor cuota de participación en la explotación futura de sus derechos de emisión por todo el mundo. Además, el capital es imprescindible para seguir desarrollando la compañía en otros ámbito (crecimiento de la estructura, la comunidad web,…). Bueno, de hecho, todo se retroalimenta.

La “ventaja” que tenemos en Nikodemo es que la financiación de la serie de TV de Cálico Electrónico -también del largometraje en cine- es compatible y complementaria a la búsqueda de más capital para la compañía. Hay motivos para ser optimista. El equipo está respondiendo muy bien, los exigentes hitos operativos se están alcanzando, todo ello a pesar de tener que reescribir parte del guión por el camino…

¿Por qué hablo de optimismo? Por el momento, además de nuestros socios financieros actuales, ya se nos han acercado diferentes inversores nacionales e internacionales.

Suena bien, pero hay que seguir avanzando. Importa cómo empiezas, pero sobretodo, cómo acabas.

Post relacionados:

  • No Related Posts

2 comentarios

  1. Yo creo que ahora es más facil venderlo. Ya hay resultados tangibles. El otro día paseando por mi barrio (Chmaberi en Madrid) vi en un escaparate por delante de pokemons y star wars a los tres muñecos de Calico Electrónico ( 19 euros los 3) y me sentí orgulloso … y cercano.
    Para rematar la faena, mi hijo de 8 años dijo que le molaban mucho … y a sus amigos del cole también.
    Historias como éstas son las que deben sopesar los chicos de la Caixa. Suerte!!

    ( por cierto, tras tres meses en el dique seco, el lateral zurdo vuelve a correr la banda)

  2. Hola lateral zurdo,

    desde luego que ahora es bastante más fácil.

    … sólo te faltó entrar y comprarlos

    😉

    un abrazo

    PD. Bienvenido de nuevo…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.