Hacer la cama en Cannes

La primera impresión que tienes cuando acudes al MIPCOM es “¿tendré alguna posibilidad de vender algo aquí?” Miles de vendedores con stands propios o compartidos. A todo lujo (como Disney, Endemol, Sony) o infinitamente más humilde.

La segunda impresión es que la crisis –todavía- no ha llegado al MIPCOM. Ni la masiva asistencia de profesionales (a pesar de las abusivas tarifas de suscripción al evento), ni el lleno de hoteles y restaurantes lo evidencian. Como me reconocía un habitual al evento “todavía no llegado, pero llegará”. Y añadió “se nota que aún hay dinero de los presupuestos de las televisiones públicas…”

El MIPCOM es el paraíso de la tele. “La televisión sigue siendo el dominador del entretenimiento” o al menos eso es lo que declaraba convencido Philippe Dauman CEO de Viacom. Desde luego que en términos económicos tiene toda la razón. Sólo hay que darse un garbeo por el MIPCOM para comprobarlo.

¿Hasta cuando? No se sabe, pero de momento –como dice Dauman- las cosas están así. Lo dice alguien quien cree en Internet y le da una importancia estratégica. Cien sitios web lanzados el último año y 100 millones de usuarios únicos al mes… es un poderoso aval.

Ayer fue el “content and brand day”. Tuve la ocasión de asistir a un par de conferencias y mesas redondas sobre “branded entertainment”. Sobre el papel tremendamente interesante, aunque luego como siempre, nadie descubrió ninguna fórmula mágica. Sólo quedó claro que los formatos de publicidad tradicional -la publicidad de la interrupción- es una especie que se extingue con celeridad.

El remate de la jornada fue asistir al keynote de Michael Eisner, ex CEO de Disney y una auténtica leyenda por estos pagos. Eisner con su “Creativity in a box” compartió su visión del entretenimiento digital desde su actual atalaya en The Tornante Company, desde donde está invirtiendo en Veoh Networks, The Topps Company, entre otras.

Quizás lo que sorprende es que quien sedujo al mundo con sus superproducciones, estilo «Rey León«, ahora predique las bondades del contenido de formato con una duración mucho menor, digital, aunque –eso sí- de calidad “world class”.

Y es que los tiempos están cambiando rápidamente. Sigue el maná económico de la televisión, pero esto se está moviendo y nadie quiere perder el tren como ha sucedido con la industria musical… Otra cosa es tratar de retrasar lo inevitable, como sea. Con demandas o con cortinas de humo, como hizo el presidente de ITV, el británico Michael Grade, empeñándose en etiquetar a Youtube de “parásito”.

No nos engañemos, hay cosas que no pueden cambiarse en dos días: son las personas. Por eso, cuando recuerdo que antaño (en el pleistoceno puntocom) había celebrado reuniones de empresa en establecimientos como la Hacienda Benazuza, y ahora nos alojamos en la residencia Residhotel Cannes Festival (apartotel tipo kosovar nada glamuroso) lo tengo claro.

Unos apartotel donde yo mismo tengo que hacerme la cama. O tan céntrico como a 15 minutos en autobús al Palais des Festivals. Lo digo sin sarcasmo, sé que estamos en la línea adecuada y que ya vamos con ventaja. Aunque extrañe al 99% de los que están en el MIPCOM, que o bien no lo saben o no quieren darse por enterados. Pero llegará, también a ellos.

Post relacionados:

  • No Related Posts

5 comentarios

  1. Estoy convencido que estás en el buen camino.
    Además cuando te haces la cama, es decir, cuando sabes lo que cuestan las cosas, el éxito sabe mucho mejor.

  2. cuando llegue llegará… «prisa mata» (ya sabes..). Pero te aseguro que cuando llegue, dejará con sigo un dulce sabor de boca!!! 😉
    (estos días nublados no se que me pasa que me pongo poético, jejejejej…)

Responder a lateral zurdo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.