Android, entre el lío de marcas y la refundación de Internet

No existe el “teléfono móvil” de Google. Sí que hay un sistema operativo para dispositivos móviles desarrollado por Google y se llama Android.

Google, T-Mobile y basado en el dispositivo del fabricante taiwanés HTC anunció el primer teléfono creado con Android el sistema operativo de Google. El cacharro en cuestión se llama HTC Dream– que empieza comercializarse a partir del 22 de octubre en los EE.UU. a través de T-Mobile con el nombre de G1 – en general ha tenido una tibia acogida entre los bloggers y analistas.

Desde luego, en cuanto a diseño no entusiasma. Y el hecho que no soporte ni Flash, ni Quicktime, no captura video, etc… No anima a comprarlo. Aunque elogiaron su alta resolución de pantalla (como el iPhone, páginas web pueden ser vistos horizontalmente o verticalmente), la estrecha y previsible integración con productos de Google como Gmail y Maps…

Pero el gran objetivo de Google con el Android es simplificar y homogenizar el mercado de servicios móviles, permitiendo que miles de desarrolladores hagan más atractivo y fomenten el Internet móvil. Eso, y de paso conseguir que algunos de los clientes de telefonía móvil que todavía tienen terminales “tontos” (el 80% aproximadamente), decidan comprar dispositivos “inteligentes”… equipados con Android, claro.

Así –“entre todos”- con un mercado de dispositivos con acceso a Internet más grande, también crecerá el mercado publicitario, en el que Google prevé prolongar y potenciar su hegemonía.


Pantalla táctil, un 3G de alta velocidad de red y la promesa de un mundo de desarrolladores pensando y desarrollando aplicaciones sobre la plataforma abierta. La apuesta de
Google, no es sólo el G1. Esto es sólo el principio, vendrán muchos más dispositivos con el Android. Entonces veremos si se cumple el vaticinio del CEO de Google Eric Schmidt, quien habla de que con Android, llega la “re-fundación de Internet”…

A caso estamos ante el primer problema serio de gestión de expectativas. Se esperaba más. Además, a medida que crece la gama de servicios de Google, más compleja es la maraña de denominaciones y submarcas. Esto me lleva a pensar que los de Google tendrán que gestionar mejor la marca Android, porque para la gente normal no es tan obvio.

Más de uno irá a la tienda pidiendo el móvil de Google. O cuando le digan que va con Android, en fin a saber…

Post relacionados:

  • No Related Posts

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.