Cambio de paradigma II: la era de la austeridad

Me gustaría estar equivocado, pero el ejemplo más claro nos lo sirve AdAge con el caso de algunos de los mayores anunciantes mundiales, aunque en este caso referido al mercado USA. Su contribución en conjunto es superior a los 10 billones de $ al mercado publicitario USA.

Son General Motors Corp, Procter & Gamble, Anheuser-Busch, Coca-Cola y Nissan. El mayor de todos ellos –P&G– la semana pasada designó como su nuevo Global Marketing Officer a Marc Pritchard. Según indican de su perfil profesional destaca –además de una larga experiencia en finanzas- una alta capacidad de reducción de costes y un firme adalid de lo interactivo.

AT&T, segundo anunciante estadounidense, acaba de apartar al que era su máximo responsable de marketing…

El fabricante de automóviles General Motors ya ha reducido su inversión cerca de $ 1 mil millones de 2005 a 2007 y está buscando a reducir más y simultáneamente destinar parte de esa reducción de presupuesto a lo digital. Todo ello acompañado de un redefinición de su gama de productos: más pequeños y energéticamente más eficientes.

Coca-Cola quiere ahorrar entre $ 400 millones y US $ 500 millones al año a finales de 2011. Su receta estaría en campañas globales (similar a Unilever), incrementar su inversión en marketing directo y optimización del punto de venta.

En Nissan North America ya hablan de un recorte de 100 millones de dólares sus inversión en publicidad, en el año fiscal que comenzó Abril 1 con el objetivo de cumplir con los objetivos agresivos fijado por su CEO Carlos Ghosn.

Aunque no hay recetas únicas, todo apunta en una misma dirección. Profesionales con experiencia en reducción de gastos, ajuste de la inversión en medios, aprovechar más que nunca las ventajas de la publicidad global, agudizar el ingenio creativo (menor inversión máxima eficacia), huir de cualquier experimento cuyo retorno de la inversión no sea un hecho, seguir creciendo en lo digital, cuidar mucho el punto de venta y eso incluye animar las ventas siempre que no suponga erosionar más lo márgenes (probablemente parte del ahorro en inversión publicitaria se dedique a eso).

En resumen, pocas novedades. Más bien parece que, en esto tiempos de austeridad, se produce una vuelta a los conceptos básicos de toda la vida. En esta ocasión, con un nuevo ingrediente en la combinación, incrementar la “apuesta” en lo digital… siempre que se demuestre el retorno de la inversión, claro.

Post relacionados:

  • No Related Posts

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.