Vendo redes sociales, baratas, baratas …

¿Hay espacio para tantas redes sociales? ¿Tiene sentido incrementar el censo de redes sociales, genéricas o especializadas? ¿Hay alguna posibilidad de éxito?

Me temo que muchas marcas no están atinando demasiado. En su ánimo de socializar su estrategia, con la actual proliferación de redes sociales (de marca o no), están distrayendo recursos y perdiendo un tiempo muy valioso.

¿Por qué? Si consideramos que la gran ventaja de la red social es la viralidad con la que crece, esto entra en contradicción con una cierta saturación y su consecuencia, la paulatina especialización y exclusividad de las redes. Dos elementos que apagan la virulencia de su crecimiento.

Hay más razones de fondo. La misma masificación de las redes sociales, el social spam, etc… pueden estar erosionado la supuesta relación de confianza entre usuarios de las redes sociales, piedra angular de las mismas.

Puede que el problema sea puramente semántico. Porque cuando hablamos de red social, en realidad queremos decir comunidad y/o tener actividad en las redes sociales…

Aunque creo que la confusión no es semántica, sino más de planteamiento. Previsiblemente la receta adecuada (en la mayor parte de los casos) no es una red social. Puede que lo que de verdad precisan muchas marcas, es una comunidad. Con funcionalidades sociales, abierta, con contenido generado por los usuarios, mashups con otras plataformas, etc.…

Tampoco crear una comunidad de marca es la panacea. De entrada no significa tenerlo todo bajo control y eso asusta. Las comunidades de marca más exitosas suelen ser las espontáneas, creadas por los usuarios, con apoyo (o sin él) de la marca. O aquellas que aprovechan la fuerza de las redes que ya funcionan para “socializar” y expandir su estrategia. Induciendo al usuario (p.e. facilitándole una api) o dejando que el propio usuario lo haga.

El ecosistema digital es cada vez más amplio, complejo y móvil. Los usuarios no se encuentran siempre en el mismo sitio y además es habitual que participen en más de una red social ¿De verdad pensamos convertirnos en una opción social relevante?

Me temo que hay que repasar los basics. Intentar construir una relación franca y honesta con los clientes. Facilitar que entre ellos se relacionen, incorporar una moneda social,….

Sigue existiendo la oportunidad de apadrinar una comunidad, de crear sentimiento de pertenencia, de crear unos ritos y tradiciones,… a largo plazo. Pero no seamos ilusos pensando que por “tener” una red social de cartón piedra, se llenará de vida inmediatamente. La gente quiere gente. La gente “compra” gente.

Lo dicho, vendo red social, barata, barata…

Post relacionados:

  • No Related Posts

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.