Coches oficiales y emprendedores

Por razones obvias tengo una elevada sensibilidad hacia la financiación de emprendedores. Cuando leía en el blog de Jesús Monleón el post “Ningún proyecto sin inversión”, me entró un cierto mosqueo…

No estoy reivindicando subvenciones para convertirse en emprendedor, ni tan siquiera privilegios especiales, sólo que no interfieran ni pongan (más) trabas.

Empieza a ser un poco descorazonador y escandaloso la competencia (desleal) entre comunidades y/o ciudades para atraer a emprendedores. Ya no es sólo la diferente carga fiscal, es que en algunos casos las ventajas son pagadas con dinero público que luego… retroalimentan un indeseado e innombrable desequilibrio.

En verdad, en la foto, nadie sale indemne. La política (y los políticos como protagonistas) se ha convertido en un sainete. Da igual si están en el gobierno o en la oposición.

Pero con todo, lo que más me irrita es la sensación de que parecen vivir en otra galaxia. ¿Una prueba? Leía en Expansión que el Govern de Generalitat se gasta más de 4 millones anuales en coches oficiales para altos cargos. El mosqueo ya es mala leche. ¿Pesimismo? No en la situación económica –que es muy delicada- sino en que los políticos puedan resolver algo.

A pesar de sus ánimos y sus sentencias bienintencionadas como “el pesimismo no crea un puesto de trabajo”. Es cierto, pero con esa fortuna se podría financiar unos cuantos startups. Y eso, sí crea puestos de trabajo.

Aunque -tal como cita Expansión- lo peor no son los 4 millones de la Generalitat, sino que portavoces de la Comunidad de Madrid declinaron concretar el número de chóferes de que dispone ese ejecutivo autonómico. ¿Por qué? ¿No lo saben o no se atreven?

…no sé que es peor.

Post relacionados:

  • No Related Posts

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.