Sin papel higiénico

Prometo que éste no es un post escatológico. Tampoco metafórico. Hay una explicación, se acercan unos días trascendentales para mi vida profesional… Respecto a Nikodemo, la próxima semana es la más importante desde su nacimiento. Suena fuerte y así es.

El próximo miércoles habrá fumata blanca (o no). Sabremos si cerramos esa (maldita) primera ronda de financiación que llevamos peleando los últimos meses. ¿Pronóstico? Optimismo.

No será el final, más bien será el principio de una nueva etapa ambiciosa y espectacular de la vida de Nikodemo. Para rematarlo, el jueves estrenamos simultáneamente en Madrid y Barcelona, el último episodio de Cálico Electrónico. Y lo haremos a lo grande, en unas salas de cines de Yelmo Cineplex. Después, dos fiestas simultáneas en ambas ciudades, para celebrar el último episodio (que ya he visto y que puedo asegurar que está curradísimo).

Aunque no sé prácticamente nada del evento, yo -que pertenezco por derecho propio a la raza de los sosos- me apetece ir. Sólo sé que en el evento de Madrid, habrá espacio para más de mil personas, entre los cuáles habrá un montón de famosos que también son fans de Cálico, gente de la industria del entertainment y fans “a secas”.

En Nikodemo todos tenemos ganas de llegar a ese día. Entonces quizás sí tengamos rotura de stock, a más de uno se le relajará el esfínter….

En Multiplica no es una semana tan decisiva, pero sí muy importante. Varias reuniones y presentaciones de las gordas. Toca encarar lo que –personalmente estoy convencido- será el Multiplica del futuro. Del que todavía no puedo comentar nada.

Hoy más que nunca es inaudito que con tan poco, se haya llegado tan lejos. Esa es su fortaleza. Talento, energía y mucha neurona. Pero también mucha tensión, entusiasmo y nervios. Sólo hay que estar un día en la oficina de Multiplica de Barcelona, para comprobarlo.

Entre esta semana y la próxima, nos jugamos casi la mitad de los objetivos de negocio de todo el año. Impresionante.

Esta es la fuerza de este equipo, que mientras esto sucede, el que escribe, tiene que ocuparse de avisar que en nuestro cibercafé (nombre cariñoso a nuestras fantásticas oficinas en Barcelona con permanente olor a comida), nos hemos quedado sin papel higiénico. Y no es una metáfora.

Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en cálico electrónico, Multiplica, nikodemo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sin papel higiénico

  1. oriol dijo:

    La semana pasada también se acabó el desodorante ¡carminaaaaaaaaa!

  2. Javier Jofre dijo:

    Enhorabuena, seguro que todo irá estupendamente. La verdad es que Nikodemo y multiplica son dos ejemplos de casos de éxito de Instituto de Empresa.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.