Aprendiendo del fútbol 8

Nueva matinal de fútbol. Nos quedan cuatro partidos. Si los ganamos todos tenemos asegurado el ascenso a primera división el próximo año. Exactamente no sé si eso es bueno o malo para los chavales, para los padres casi me atrevería a decir que no es lo mejor…

El partido de hoy era importante. El rival poderoso, pero clasificado por debajo de nuestro equipo. En el partido de la primera vuelta ganamos sorprendentemente 0-3. Digo sorprendente, porque fue un partido muy disputado, en el que no gozamos de muchas oportunidades, pero que tres veces chutamos, tres veces marcamos. Algunos de los goles un poco inverosímiles.

En cualquier caso hoy a los chavales les parecía fácil. Yendo hacia el campo, mi hijo me decía que hoy sería un partido chupado, casi placentero.

Las cosas no han sido así. La primera parte ha sido difícil. Nosotros marcamos primero, pero a los tres minutos el equipo contrario nos marcó un golazo desde fuera del área –mi hijo todavía está buscando el balón– totalmente imparable. Pegado a la escuadra derecha.

La primera parte ha sido gris. No encontrábamos ni la posición ni se trenzaba el juego habitual.

En la segunda parte ha cambiado el decorado. El equipo contrario, prácticamente no ha pisado nuestro campo. Ha sido un ataque constante. Nuestros jugadores corrían más, les salía todo. He contado hasta seis ocasiones clarísimas de gol. El resultado final ha hecho justicia, 3 a 1.

Cuando regresábamos a casa le preguntaba a mi hijo qué había sucedía en el vestuario durante el descanso. Ha sido sincero y muy claro. Gran bronca del entrenador. Les ha preguntado “a qué estaban jugando exactamente”, “que así no se podía jugar a fútbol”, “que había que ponerles más ganas”, etc.

Dicho y hecho. Envidio el poder de convicción que tiene el entrenador. ¿Funcionaría si lo aplicáramos a otros momentos de las vidas de nuestros hijos?

Post relacionados:

  • No Related Posts

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.