¿Perfeccionismo o sólo marketing?

Aprovechando el Festival de Cine de Venecia, Ridley Scott ha presentado la versión final de Blade Runner. Sólo 25 años después de haberse estrenado, y haber recibido un montón de malas críticas. Tuvo la mala suerte de coincidir con el estreno de otra película mítica, “E.T”.

El tiempo le ha dado la razón y ahora Ridley Scout –de 69 años- se toma su revancha con la versión final de la película de ciencia ficción considerada en la actualidad un clásico de culto (y sin ninguna duda mi peli favorita).

Pero ¿si ya es una película de culto, para qué sacar a hora la versión final? El argumento de Scout, que ha demostrado ser un excelente director (dirigió «Alien,» «Thelma & Louise» o «Gladiator” entre otras), es que Blade Runner le pilló muy al principio de su carrera y parece ser que tuvo muchas interferencias en el proyecto.

De hecho, la respuesta en las sesiones previas al estreno oficial en junio de 1982 fue tan mala que los productores forzaron a Scott a cambiar el final por uno más feliz…. Luego, el estreno oficial, malas críticas, etc… Una película que ni tan sólo había sido como el deseaba.

La paradoja se produjo después. Gracias a la televisión y al video, la película fue aumentando su reputación, adquiriendo más prestigio hasta convertirse en película de culto…

Algo alimentado por el perfeccionismo casi obsesivo del director, ya que con el paso de los años han salido hasta cinco versiones de película. Pero como él argumenta «Una buena película es como un buen libro, puedes ir a la estantería y tomarlo y releerlo. No hay muchas películas con las que yo pueda hacer eso,» dijo Scott.

Pero Scott dijo que su «Final Cut» -que saldrá en edición de coleccionista este invierno- era «realmente lo que pretendía ser en un principio.»

En esta nueva versión el director corrige a fallos que cometió entonces e incluso se ha propuesto rehacer una escena completa del film… Además se rumorea que el director ha tenido que echar mano del hijo del protagonista, Harrison Ford, para que perfectamente caracterizado, sustituya a su padre en estos nuevos planos.

Casualmente y casi en paralelo –aunque 25 años después de su muerte- el escritor de ciencia ficción estadounidense Philip K. Dick logró finalmente reconocimiento en EEUU, como un literato de extraordinaria imaginación según ‘The Library of America’.

Este es un hecho relevante porque Dick escribió entre otras obras ‘¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? ‘, que sirvió a Ridley Scott como base para ‘Blade Runner’. Aunque Dick murió pocos meses antes del estreno del film, al principio de la producción ya le había manifestado a Scott su descontento por la forma en que se estaba «novelando» su historia…

Polémicas al margen quien seguro que hará un buen negocio será la compañía Warner Bros que espera un éxito importante con el acontecimiento.


Post relacionados:

  • No Related Posts

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.