El reto Cabrerès

Ayer jueves almorcé con Toni Martí. Amigo de mi entorno profesional. Toni es de esas personas que respetas y admiras. Su forma de trabajar, seria, profesional, exigente, sin egos.

Es un especialista en fidelización e inteligencia de clientes, con el que coincidí profesionalmente en dos etapas. Primero como Retevisión y después como Auna. Actualmente también forma parte del claustro de profesores del Postgrado de Marketing Directo e Interactivo del Idec-UPF que ya va por su tercera edición.

Con Toni intentamos vernos con cierta regularidad, aunque sólo sea para charlar un rato, actualizarnos y recordarme -él a mí- que todavía no he aceptado el reto de participar en la (famosa) Cabrerès BTT. La prueba de BTT (bicicleta todo terreno) más multitudinaria de España que ya va por su 15ª edición.

Él ha participado en varias ocasiones, pero nunca ha conseguido convencerme…

De él aprendí que en lo de práctica deportiva se refiere (aplicable a otros ámbitos) uno tiene que estar convencido de lo que hace, pero mejor si cuenta con cierta obligación adicional.

A menudo, cuando madrugo un poco para hacer mi sesión de running, pienso en ello. ¡Cuanta razón!

Nos pasaron dos horas volando. Tuvo tiempo de meterse con mi blog (“¿de dónde sacas el tiempo para mantenerlo?”) y se confesó lector eventual. En cualquier caso un placer charlar con él.

Quizás el próximo año esté mentalizado para participar en la Cabrerès BTT

Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en Idec-UPF. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a El reto Cabrerès

  1. Toni dijo:

    Y esta es la prueba. Sí, es cierto, leo ocasionalmente este blog. Mi mujer se ha ido esta misma tarde a Zaragoza -mañana, ya hoy, día 11 no es festivo allá- para asistir como conferenciante a unas jornadas sobre diseño de software basado en modelos (o algo así me dijo); los peques, Martí y Maria, ya duermen hace más de 4 horas; y la tv, como siempre, es un tostón. Estirado en el sofá y portátil en mano se me ha ocurrido leer el blog de Albert… Hacía 4 ó 5 días que no lo hacía.

    Y sorpresa-sorpresa, me he encontrado este post. Nunca pensé que mi nombre aparecería en un blog. Porqué negarlo… me ha hecho ilusión. Supongo que tiene mucho que ver con quien es el autor del mismo. Y nunca pensé dejar un comentario. Hoy no puede faltar.

    Y aprovecho para compartir con el resto de lectores mi opinión sobre este blog – a Albert ya se lo comenté personalmente durante el almuerzo que ha provocado este mismo post-. Esa mezcla de temática «técnico-marketiniana» con ciertas pinceladas personales/familiares, todo ello no exento de ciertas dosis de ironía, lo hacen muy entretenido, … ¡vaya, que me ha enganachado! No sé si era ese el objetivo al crearlo, pero en mi caso es así. Ánimo, Albert, sigue con esta «línea editorial». Y ya me explicarás, todavía no lo entiendo, como consigues robarle tiempo al tiempo para conseguir escribir a una media de 1 post por día -laboral o festivo-.

    La Cabrerés. Sí, confío que un día lo conseguiré. Convenceré a Albert para que me acompañe. Luego, sólo quedará que la acabe. Que lo hará. No tengo la menor duda.

    Ese día, para celebrarlo, escribiré yo el post… y Albert el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.