El síndrome del 31 de julio

Es un clásico. Cada año se repite, no la fecha si no el síndrome de las urgencias y que me largo_de_vacaciones. El anunciante quiere dejarlo –supuestamente- todo a punto para la vuelta de vacaciones. No conozco agencia alguna que no sufra en mayor o menor medida este enraizado síndrome. Desde luego la canícula no es la mejor época para pensar, crear o planificar. No ya por los apagones (tampoco ayudan) si no porque todos estamos

seguir leyendo