Obsolescencia programada

Tengo bastante comprobado que una gran mayoría de los electrodomésticos de mi casa (lavadora, frigorífico, etc..) duran de media diez años. Otros ni eso. Cuando se estropean, hacer venir al técnico para hacer el presupuesto de su posible reparación puede costarte tranquilamente unos 25€ y luego suerte con el coste de la reparación. El caso de las impresoras es más evidente. Al final, en lugar de arreglar, compramos uno nuevo y nos deshacemos del “obsoleto”.

Existe la creencia popular que antes los electrodomésticos de consumo masivo, duraban más. No es una sensación, es una realidad y se denomina obsolescencia programada (también obsolescencia planificada). Se trata de “la determinación, planificación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio de modo que este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible tras un período de tiempo calculado de antemano, por el fabricante o empresa de servicios, durante la fase de diseño de dicho producto o servicio.

No se trata de una leyenda urbana, fue desarrollada por primera vez en la década de 1920 cuando un grupo de empresarios se dieron cuenta de que cuanto más duraban sus productos, menos dinero ganaban ellos.

Thomas Alva Edison quería crear una bombilla que iluminara el mayor tiempo posible. En 1881 puso a la venta una que duraba 1.500 horas. En 1924 se inventó otra de 2.500 horas, pero el poderoso lobby Phoebus, presionó para limitar la duración de las bombillas. En los años cuarenta consiguió fijar un límite de 1.000 horas. Y así nació lo que se llama la obsolescencia programada, la reducción deliberada de la vida de un producto para incrementar su consumo. Desde entonces, los fabricantes han diseñado sus productos para fallar.

Culpar a la tecnología es el recurso fácil. La cuestión es nuestra falta de sensibilidad, la voracidad empresarial y que nadie se ha tomado esa bandera como argumento para un consumo más responsable a la hora de elegir marca de una determinada categoría de productos.

El fragmento de video pertenece al documental “Comprar, tirar, comprar” estrenado en TV3 (en enero se verá en TVE), dirigido por la alemana Cosima Dannoritzer y producido por Media 3.14 y Article Z, en coproducción con la televisión autonómica catalana, TVE y Arte France. En el documental denuncia esta práctica común en la sociedad de consumo. Un largo conflicto que implica tecnología, ética y seguramente la necesidad de alumbrar otro tipo de capitalismo.

Algún día los fabricantes de marcas de electrónica de consumo usarán argumentos de no-obsolescencia, de mantenimiento a largo plazo, de reciclaje. Quizás ocurra, cuando alguno de esos vertederos de productos “obsoletos”, en lugar de ubicarlos en lugares remotos de África, los tengamos cerca de donde vivimos, de las escuelas de nuestros hijos o cerca de los huertos donde cultivamos.

A la espera de que llegue ese momento, me parece un buen momento y un buen lugar para empezar a cambiar de actitud, empezando por nosotros… después se apuntarán las marcas.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en capitalismo, ética, Obsolescencia programada y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Obsolescencia programada

  1. Pingback: Tweets that mention Obsolescencia programada | Albert Garcia Pujadas | qtorb -- Topsy.com

  2. Bueno, ahora la obsolescencia se crea por la incorporación de nuevas funcionalidades y sistemas de conexión y comunicación que te dejan la tele, el teléfono el monitor o el ordenador obsoletos porque a) no pueden con el software (estrategia clásica de windows) b) no pueden reproducir determinados contenidos c) no puede incorporarse a una red que ya tienes en otro adminículo imprescindible. En los coches se habla de cambiar el modelo al pago por consumo (ocurre en cierta forma en el renting, se dice para el eléctrico). En los televisores se habla de bajar el precio para que renueves el parque rápido y aumentar los ingresos por alquiler de películas, algo parecido a las impresoras: me pagas la impresora lo justo para que gane el distribuidor y se pague la logística y me hincho cobrándote la tinta.

    Los dos televisores de mi casa tienen quince años. Uno es incluso 16:9, que no era lo suyo en la época. Funcionan a-c-o-j-o-n-a-n-t-e-m-e-n-t-e pero, no tengo hdmi, he tenido que meter cacharritos para ver la TDT, ni soñar el HD y no lo puedo conectar a la red, precisamente yo. Tendré que incorporar uno nuevo, pero los otros funcionan. Ni siquiera mueren.

    En Cuba he visto funcionar neveras con 50 años. Alto consumo, sí, pero enfriando más que razonablemente. Aunque se programe el daño de partes no vitales para que te aburras y cambies, la velocidad del diseño, el cambio tecnológico es tan grande que, sumado a las facilidades de financiación, la obsolescencia se crea sola. Sospecho.

    • hola Gonzalo,

      Me temo que no estoy de acuerdo. La “obsolescencia” puede venir por un apagón analógico o por dejar de producir juegos para la “antigua” versión de videoconsola. No tienen porque morirse, funcionalmente hablando.

      Los upgrades de versiones porque pesan menos, tienen dos pijadas y media adicionales… y son más cool, es porque simplemente somos borregos y nos dejamos tomar el pelo (y la cartera)

      un abrazo

      • Bueno… es exactamente lo que te estoy diciendo: que se quedan “oboseletos” aunque no mueran. Lo que llamas cool y pijadas hacen que el consumidor lo perciba como viejo e inservible: tontos o no, es el consumidor el que paga. A mi me parece que añadir funcionalidad es programar la obsolescencia, es forzar la rotación y Microsoft lo ha hecho con cada versión de su OS

        • creo que dentro de la ‘obselescencia programada’ tendremos que empezar a distinguir entre:
          – funcional: el aparato no funciona
          – emocional: es percibido como pasado de moda
          – de suministro: sigue funcionando pero el fabricante no produce recambios/accesorios
          – por desactualización de software: el fabricante deja de actualizar el SW y empiezan a producirse incompatibilidades o deja de funcionar de forma óptima

          ¿Alguien da más?

          • Por funcionalidad me refiero a que no hace las cosas que esperas, no que la funcionalidad no funcione, que eso es efectivamente lo que pasa cuando en tu coche se empiezan a romper piezas no vitales porque han alcanzado sus horas de vida y esa es la obsolescencia programada industrial de toda la vida. Por ejemplo: la tecnología 3D sin gafas ya existe, pero no te la venden. El que compra ahora 3D verá como en muchos menos años de los que dura su televisor se le ha vuelto viejo, el suyo requerirá gafas. Y eso está en la mente del fabricante.

  3. Arturo dijo:

    Me ha gustado mucho lo que dices de los vertederos al lado de los colegios o de los campos de cultivo. Una gran verdad

    • hola Arturo,

      Esa es una razón de peso para empezar a tomar conciencia, pero habría que ser capaz de cambiar de actitud, sin necesidad de ver amenazado tu jardín…

      un abrazo,

    • Enric Asín Ollé dijo:

      Apreciado Arturo

      Me dedico profesionalemtne desde hace más de veinte años, al diseño y construcción de instalaciones para la gestión de residuos sólidos. Lo hago desde una pequeña empresa de ingeniería del medio ambiente y entre otros, somos responsables del proyecto y control de ejecución, del único depósito controlado (mal llamado vertedero) clase III, de residuos industriales, existente en Catañunya.
      Puedo asegurarte, desde le concocimiento que del tema me permite tener mi dedicación profesional, que ya actualmente, tal cosa como un depósito de residuos al lado de un escuela es algo ilegal e imposible de realizar, puesto que no es posible obtener la autorización ambiental que la normativa ambiental vigente exige. Debo decir además, que actualmente es posible entregar el viejo electrodoméstico en puntos de recogida llamados “ecoparques” o “puntos limpios” y en Catalunya “deixalleries”. Estos centros distribuyen cada tipo de residuo al gestor autorizado que se encarga de reciclar, recuperar o acondicionar cada objeto, hasta allí donde actualmente es técnica y economicamente posible. Otra cuestión es hasta qué punto el reciclaje es posible (nunca al 100%, desde luego) y si eso justifica el consumo desaforado y la producción de residuos sin medida. Puedes contribuir a evitar que se viertan de forma incontrolada los residuos que tu mismo produces, por ejemplo, llevando tu mismo la nevera vieja o el televisor obsoleto a uno de esos centros, del cual deberás desde luego averiguar la ubicación a través de tu ayuntamiento o distrito municipal. También puedes exigir al transportista o al distribuidor al que haya s comprado el nuevo equipo, que se haga cargo de la gestión del viejo, aunque te cueste algo de dinero extra, y en todo caso no comprar si no estás seguro de que lo llevarán al ecoparque o al gestor autorizado.
      Respecto a la ubicación e depósitos de residuos al lado de campos de cultivo, creo que es preciso puntualizar, que en nuestro territorio (europa me refiero), no es posible evitar que cualquier instalación, sea la que sea, se encuentre al lado de “algo”. Cuiando ese algo es un área no urbanizable suele ser un área rural o bien forestal, excepción hecha de las zonas expresamente protegidas como espacios de especial interés natural o parque naturales. La legislación actual exige en todo el estado español, que los depósitos controlados se instalen en áreas cuya calificación urbanística sea la adecuada y en general, en Catalunya, es preciso que esta sea calificada como “sistemas técnicos o de servicios”. Esto queire decir que antes de recalificar un terreno paa la ubicación de un nuevo equipamiento, sesa depósito de residuos o parque eólico, o planta de compostaje o centro de selección o recilcaje de resioduos, es preciso que se haya realizado el trámite de autorización de un Plan Especial Urbanísitico, el cual incluye desde luiego, la preceptiva autorización ambiental por parte del organismo competente.

      No deseo ser prolijo ni cargante, he accedido a este blog de manera casual, a través de un amigo al que le ha parecido interesante el tema de la obsolescencia de los productos de consumo. Me he tomado la molestia de redactar esta respuesta, porque considero que la ignorancia general en temas de gestión de residuos, genera actitudes de desconfianza que no ayudan, más bien al contrario, favorecen la manipulación de cualquier iniciativa para entablar batallas políticas con temas en los que haría falta coordinación y cooperación. Actualmente las asociaciones ecologistas de mi juventud, ya han accedido al poder político en gran medida, y como resultado de su activismo, se han aprobado y se aplican, normativas y leyes que regulan la realización de proyectos que afectan al medio ambiente, y en concreto a la construcción de centros de gestión de residuos. Esto es un avance del que no cabe más que congratularse. Sin embargo, una vez en el poder político, las personas que antes eran activas en la denuncia de la mala gestiuón, ahora no lo son en la información y difusión de los avances conseguidos. Por el contrario, tal como digo, no desaprovechan cualquier ocasión para, esta vez en beneficio propio o del partido que representen, realizar campañas de descrédito de la oposición, sea del color que sea, ignorando a sabiendas que actualmente debe cumplirse y se cumple la normativa y la legislación medioambientales, para la puesta en marcha de cualquier proyecto, sea del tipo que sea y no forzosamente relacionado con la industria o la gestión de residuos.

      Lamento profundamente que se hagan afirmaciones como las que ha hecho Alberto García. Lo del patio trasero y el jardín de la puerta de casa son tópicos del pasado, que quizá en el campo del marketing todavía vendan alguna cosa, como mucho aún se puede apelar al principio de “quién contamina paga”, aunque estoy por decir que ni eso tiene ya vigencia, porque cada vez más, se tiende al “quién contamina, debe descontaminar y además, la paga”. Y debemos tener claro, que contaminar, contaminamos todos, desde el principio de los tiempos. Es solamente una cuestión de tiempo y de cantidad. Reducir la contaminación es una obligación de la sociedad actual, sobretodo porque cada vez el planeta está más poblado y sencillamente, no hay bastantes campos donde emplear como abono los purines, de los millones de cerdos que cada año nos comemos y exportamos. Tenemos noticias por la prensa y en fuentes contrastadas, de la existencia de lugares donde se desmantelan buques a costa de la vida de las personas que realizan esa tarea sin norma ni ley que las ampare y que eso, efectivamente ocurre en las zonas más economicamente deprimidas del planeta. Ese más que probable que se encuentre información cierta sobre otras formas de gestión de los residuos que generamos, absolutamente deplorables, y quizá como dice Alberto García, sea preciso que esa forma de actuar ya no sea posible en el futuro, para que la humanidad reaccione. Espero y deseo que ello se deba a que la sociedad haya asumido que la desigualdad es la fuente de todos los males sociales, y no a que ya no queden lugares por contaminar sin causar el caos.
      Aquí acabo porque no quiero excederme y ya me he dejado llevar bastante.
      Solamente dejadme apostillar que la ignorancia es fuente de violencia, al dar lugar a militancias basadas en posturas del todo o nada y que el catastrofismo y el alarmismo no facilitan el conocimiento. Ojalá la normativa medioambiental europea, por incompleta que sea, se aplicara a rajatable en todo el mundo, porque eso sería indicio de que la desigualdad social en el mundo está desapareciendo.

      Dicho sea sin ánimo de polemizar ni generar animadversiones. Espero haber sido capaz de mantener el tono adecuado, sin dogmatizar ni faltar al respeto a nadie.

      Saludos. Enric Asín.

  4. Jesús Rubio dijo:

    La obsolescencia está programada también en el sentido de que la incorporación de novedades tecnologicas a los aparatos existentes se realiza de forma planificada, aún cuando estas novedades están inventadas desde hace tiempo. El ejemplo de los móviles ha sido muy claro:

    La linea de desarrollo: Pantalla blanco y negro/Pantalla color/Multimedia/Cámara de fotos/Video/Internet/HD ha tenido su desarrollo implementándose durante las navidades de años sucesivos.

    Paises menos desarrollados están aún en fases anteriores a la nuestra, y no se incorporarán más rápido al mercado de móviles actuales, sino que seguirán el mismo proceso. (Situación por la cual Nokia sigue siendo la nº1 en ventas, porque en estos paises aún triunfa con los modelos que aquí lo hacían hace 10 años).

    Apple ha roto, en este sentido, para mal, esta programación (injusta pero sosegada) con la incorporación de un calendario de actualizaciones, a mi juicio, completamente irracional. Aparatos ultramodernos como el iPad o el iPhone 4 se perciben por los earlyconsumer como envejecidos frente a noticias y rumores de nuevas versiones que se alimentan de las necesidades creadas de estar a la última y aceleran aún más el proceso de consumo.

  5. Pingback: Bitacoras.com

  6. Ivo Erasmo Senecal dijo:

    Moltes gracies Albert, he tenido la oportunidad de llegar al docu “obsolescencia” gracias a tu blog y la verdad es que he quedado impresionado, primero por poder constatar hechos que hasta ahora parecían mas bién fruto de mi imaginación y motivo de burla en cualquier conversación ya que apenas hay conciencia de lo mucho que pueden llegar a manipularse los bienes de consumo para beneficio de la propia empresa, y segundo por que gracias a la “crisis” ( una mas) la sabiduria popular obliga a las personas a volver al camino del reciclaje, de no tirar cualquier cosa en cuanto pasa de moda etc…. asi pues surgen ejemplos como las tiendas de ropa de segunda mano, aqui en Baleares llamadas “vintage”, tan simple como poner de moda estos nuevos hábitos donde el más capacitado es aquel que mejor reutiliza podría conducirnos a una nueva concepción de la sociedad de consumo, muchas gracias de nuevo, y por cierto, hablando de otro tema, aunque puede que también este relacionado, me he registrado en remojito tv con la intención de enviar varios videos pero me temo que o hay algo que no hago bién o es que simplemente no se puede hacer, si pudieras aclararmelo te lo agradeceria, un saludo y enhorabuena por este fantastico proyecto.

  7. Avis Maxwell dijo:

    Información Bitacoras.com… Esta anotación ha sido propuesta por un usuario para ser votada en Bitacoras.com. Para que el proceso finalice, deberás registrar tu blog en el servicio….

  8. Pingback: Obsolescencia programada « Gorditos y Bonitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Additional comments powered by BackType